Diferencia entre el Whisky Escocés y el Irlandés

Al hablar del Whisky Escocés y el Whisky Irlandés, se debe tener presente, que estas dos bebidas proveen uno de los estilos más antiguos de destilados de cereales. Sin embargo, cada una de estas bebidas presenta prácticas habituales para su preparación, lo que caracteriza generalmente el estilo de las mismas.

Cabe resaltar, que existen bebidas que toman prestadas algunas características de la otra, situación que puede generar cierta confusión. Generalmente, el Whisky Escocés y el Whisky Irlandés, son fermentados con cebada, indicando que el Whisky Escocés es malteado, mientras que el irlandés, usualmente es sin maltear.

El Whisky Escocés

              Esta es una bebida que únicamente se puede elaborar en Escocia, haciendo uso de cereales, agua de manantial y levadura fresca. Además, debe ser añejado en Escocia por un tiempo mínimo de 3 años, especialmente en barricadas de 700 litros como máximo, luego será embotellado o almacenado, para así ser vendido.

Cabe resaltar, que esta es una de las bebidas más conocidas alrededor del mundo, lo que permite que sea fabricado con ingredientes de calidad, además de disponer de marcas propias.

El Whisky Irlandés

              Este es uno de los Whiskies más populares de entre diversas bebidas, mencionando que el Whisky Irlandés deberá destilarse en Irlanda, por medio del grano o mosto. Además, su destilación se efectúa de manera típica a partir de la cebada, pero sin maltear, aunque algunas bebidas pueden incluir cebada malteada.

La fermentación de este Whisky puede incluir enzimas adicionales, con la finalidad de preparar almidones, para posteriormente convertirlos en alcohol. De igual manera, se debe considerar que según la Ley Irlandesa, todos los Whiskies deben ser envejecidos durante mínimo 3 años, específicamente en barricas, además, suelen ser embotellados con un 40% de alcohol.

Diferencias entre Whisky Escocés y Whisky Irlandés

              Una de las diferencias más relevantes entre estas dos bebidas, es que el Whisky Escocés es fabricado en Escocia, mientras que el irlandés, es fabricado en Irlanda. Además, el Whisky Escocés se encuentra fabricado con cebada malteada, proveyendo un sabor más completo.

En el caso del irlandés, se utiliza una combinación de cebada malteada, o cebada sin maltear, proveyendo un sabor más suave, con algunos toques de vainilla. En relación con su destilación, en Escocia esta bebida requiere del doble de destilación, incluyendo una variedad de alambiques de cobre, mencionando que la destilaría de Irlanda utiliza este tipo de alambique, pero ofreciendo menos variedad.

De igual manera, se puede mencionar que la marca Escocesa requiere de un proceso de destilación de dos sesiones, mientras que la irlandesa, debe someterse a un triple destilado, otorgándole a su vez una marcada ligereza.

Ahora, estas dos marcas de Whisky requieren un tiempo de maduración, en donde el Whisky Irlandés, necesita de mínimo de 3 años, resaltando que este proceso es primordial para poder obtener un excelente sabor, y suavizar el perfil alcohólico. Mientras que las barricas tienen como objetivo, impartir notas más afrutadas y especiadas, en un tiempo mínimo de 2 años.

Como se puede observar, el Whisky es una de las bebidas más reconocidas a nivel mundial, independientemente del país que provenga. Sin embargo, el Whisky Escocés, así como el Whisky Irlandés, son considerados como una de las marcas más solicitadas, esto debido a la calidad que proveen, indicando la suavidad de sus sabores.

Sin embargo, existen algunas diferencias entre ambas bebida, lo que resalta las características de cada una, así como lo que las vuelve especiales al gusto de quienes deseen disfrutar de una copa de Whisky.

Deja un comentario